3 oct. 2009

Lo malo de cuando decís las cosas por el bien del otro, es que no te hace caso.
(Los padres dicen: "Te lo decimos por tu bien". Al fin y al cabo, uno se pone a pensar, y también los amigos cumplen un poco ese rol.)
Lo peor de que no te hace caso, es que vos decís "Ya va a ver que tenía razón, y no voy a estar para cuando vuelva".. y resulta que sí, vé que tenías razón, pero terminás perdonando, porque es una fucking amistad de hace tantos años, y de alguna manera te puede. Y decís "Una persona tiene mil errores. De ellos se aprende". Sabés que NO aprende ésta persona. Siempre cae en el mismo pozo, una y otra vez. Y la estúpida que está ahí, estirándole la mano, es una.


Qué se yo. Será que en mi caso no sé bien como negarme a las personas que más quiero.
Me cuesta decir "No".
Tal vez yo soy demasiado dependiente de algunos. Eso lo veo mal. Bastante mal.
Si, es algo que tengo que arreglar en mí.

No hay comentarios: