29 sept. 2011

Empezamos increíble, una conexión innegable. Te juro que pensaba que eras el indicado para siempre. Tu amor era como una pistola cargada, disparaste y me derribaste como a todas. Porque todas son reemplazables cuando eres tan incapáz de llegar más allá de lo superficial. ¿Adivina qué? Otro juego terminado. Yo me quemé, pero eres el verdadero perdedor, no sé porqué he desperdiciado mi tiempo contigo. Eres una mala noticia, una historia repetida. No se puede confiar en un tramposo en serie. Eres bueno en conectar, pero apestas en el amor. Ahora me siento un poco mal por ti. Nunca vas a saber lo que se siente tener a alguien a quien recurrir. Otro día, otra cama. Es tan sólo un juego dentro de tu cabeza

28 sept. 2011

¿Qué es lo que queda cuando sentís que las cosas no son como antes? No ser tenido en cuenta, que te dejen de lado y ajeno a todo tema de conversación. Que cada cosa dicha es malinterpretada, que no sea recibida.
A veces creo que estoy en el lugar equivocado, y que no encajo. A veces, también creo que mis amigos no son amigos
El triste sentimiento de sentir que no estás cómodo con tu pequeño y reducido entorno. Que en sus caras llegues a leer que no sos bienvenido, que estás fuera de lugar, y que no te quieren cerca. Y no tener con quién compartir nada, porque la sensación de molestar esta ahí, permanentemente
Tener que haber llegado a tal punto de no decir lo que pensás y sentís, por miedo al rechazo y la discusión
Basta. Basta de tomar sólo las cosas que hago mal, de juzgar sin saber el por qué de mis decisiones, de remarcar mis errores y defectos, de tildarme como "la peor persona del mundo". Nadie se atrevió a preguntar qué es lo que pienso y siento. Qué es lo que de verdad está pasando. Es más fácil mirar hacia otro lado, como si nada pasara. Y la peor parte, es que tampoco lo entenderían. Y así estoy. Quizás eso es lo que realmente duele.
Soy buena ocultando mis sentimientos, pero eso no quiere decir que no los tenga