25 nov. 2009

Domir es relajarse. Olvidarse de los problemas, al menos por unas horas.
Es dejar que la mente desarrolle su imaginación.
Es permitir que podamos pensar en las cosas que queramos, aunque a veces puedan no tener sentido.

Dormir, es soñar. Soñar, es ser feliz.

No hay comentarios: