15 ene. 2010




No soy una chica perfecta. Levanto el tono de voz sin darme cuenta, y a veces no mido mis comentarios. Me autocritico. A veces mi corazón está roto. No me importa lo que los demás piensen. Mi pelo es lindo cuando quiere. Juego con las palabras para terminar ganando. Soy colgada. Hablo mal de alguien si me hizo algo, y tropiezo con la misma piedra muchas veces. A veces algunos días no van nada bien, pero cuando me pongo a pensar, recuerdo qué tan sorprendente es la vida. Y… tal vez me gusta ser imperfecta.

No hay comentarios: