3 ene. 2010

Odio ilusionarme tanto. Creo que esa es una de las metas que me tengo que proponer y cambiar para éste año.
Siempre me ilusiono, y termino mal. Muy mal.
No puede ser que ahora esté tan pendiente, que me ponga mal o piense cosas malas si no contestás. Odio ser así. Odio tener miedo de que jueguen conmigo. Odio pensar que puedo parecerle molesta a la gente. Odio tanto eso!
Odio que por sentirme mal conmigo misma, me sienta inferior. Odio muchas cosas de . Y eso me altera, demasiado.

No hay comentarios: