27 ene. 2010

Tengo que decir que muy pocas veces me engancho con series. Bien... desde ayer a la tarde, todo lo que fue la madrugada, hasta ahora (Y no sé si después de ésto voy a seguir), me planté en la computadora a mirar los capítulos, uno tras otro, de SKINS. No sé con qué palabra definirlo, pero sin dudas me deja sin ellas. Y con algunos me hace sentir que no soy la única con problemas. Tenía la jodida necesidad de decirlo. Sé que lo publiqué hasta en Facebook, pero no aclaré que me parece una serie GENIAL... (Y ni hablemos de los actores, por favor). Creo que me voy a volver loca. ¿Eso está mal? Claro que si. Justo cuando necesitaba despegarme de la computadora, aparece algo que hace que me quede hasta las horas que no tiene el día. Basta. (¿"Basta" qué? Si ahora vas a seguir mirando!)
Oh my god... Maldita fuerza de voluntad...

No hay comentarios: