14 feb. 2010


Te quiero, te quiero, y te lo digo así. No existe la vergüenza de decírtelo, pues desde que llegaste mi vida cambió, poniendo tan contento a mi corazón. Te quiero, te quiero, y te lo digo así. Que sepa todo el barrio que te amo a vos, y aunque a veces no te trate bien, sabés, que muero si no duermo con vos otra vez. ¿Dónde estabas cuando me sentí morir? Le di mi alma al diablo, solo por vos. ¡Pienso! ¡Siento! Que es tan crudo este mundo si conmigo no estás. ¡Canto! ¡Grito! Para que entiendas una vez esta verdad. Entre tanta oscuridad te pude ver. El destino es que soy solo tuya. ¡Tengo! ¡Siento! El secreto de perderte que no puedo parar. ¡Canto! ¡Grito! Que es una suerte tenerte para mí. Te quiero, te quiero, y te lo digo así!

No hay comentarios: