22 abr. 2010

Ella nunca notará cómo te detienes y la observas cuando ella pasa.
Y tu no puedes verme deseándote, como la deseas a ella.

No hay comentarios: