7 jul. 2010

La forma más rápida de cambiar, consistía en reírse de la propia estupidez, pues sólo así puede uno desprenderse de ella, y seguir rápidamente su camino.

No hay comentarios: