3 jul. 2010



Te burlaste de mis sueños, siempre me trataste mal. Te miraba, me reía; y eso me gustaba tanto. Me acerqué, quise hablar, pero vos querías pelear. Y a mi, tanto me gustó, que no te duré ni un round. Y a veces pienso, cuando me quedo sola; te extraño, te lloro. ¡Qué lindo arruinarse con vos! Y el día estuvo mal, hoy te soñé. No quiero recordarte más, no me hace bien. Quisiera comprender que estás muy lejos y que no te importa nada de lo que me pasa. Y cada vez que pienso vos, quiero volver. Y el brillo de tus ojos rojos, yo quiero ver. Detesto no saber si te acordás de mi, o no te importa nada de lo que me pasa

No hay comentarios: