29 sept. 2011

Empezamos increíble, una conexión innegable. Te juro que pensaba que eras el indicado para siempre. Tu amor era como una pistola cargada, disparaste y me derribaste como a todas. Porque todas son reemplazables cuando eres tan incapáz de llegar más allá de lo superficial. ¿Adivina qué? Otro juego terminado. Yo me quemé, pero eres el verdadero perdedor, no sé porqué he desperdiciado mi tiempo contigo. Eres una mala noticia, una historia repetida. No se puede confiar en un tramposo en serie. Eres bueno en conectar, pero apestas en el amor. Ahora me siento un poco mal por ti. Nunca vas a saber lo que se siente tener a alguien a quien recurrir. Otro día, otra cama. Es tan sólo un juego dentro de tu cabeza

1 comentario:

...LittleSigh...* dijo...

muy buena entrada y bien dicho! ;)