24 nov. 2009

Con los ojos rojos te veo dormir, el calor que siento a mi lado poco a poco desaparece.
¿Me oiría si digo su nombre? ¿Me esperaría si sabe mi pena?

Siempre hay algo diferente que va mal.
El camino que sigo siempre va en la dirección equivocada.
Siempre hay un pendejo sosteniéndolo, ¿Alguien me puede ayudar a hacer las cosas mejor?

Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa venir al hogar.
Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa venir al hogar.

Han muerto los momentos, no oigo gritos.
Las visiones dentro de mi, poco a poco se desvanecen.
¿Me oiría si la nombro? ¿Me esperaría si sabe mi pena?

Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa venir al hogar.
Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa venir al hogar

Esta sucia habitación que la eh visto antes, los huesos rotos ya no sanan, ya no.
Con mi último aliento me ahogo, creo que ésto nunca acabará.
Mi mundo se acaba otra vez.

¿Me oiría si la nombro? ¿Me esperaría si sabe mi pena? Siempre hay algo diferente que va mal.
El camino que sigo siempre va en la dirección equivocada.
Siempre hay un pendejo sosteniéndolo. ¿Alguien me puede ayudar a hacer las cosas mejor?

Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa venir al hogar.
Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa a regresar.
Tus lagrimas no caen, chocan a mi alrededor. Su conciensa llama a la culpa venir al hogar.

No hay comentarios: