4 dic. 2009

Y es ahí que te das cuenta de que la influencia en una persona, es un punto clave. (O mortal)
Porque todo marcha bien, y de un día para el otro la persona puede cambiar. Entonces vos te ponés a pensar y decís: ¿Qué pasó? ¿Qué hice? ¿Tengo la culpa? Y después de tanto indagar te das cuenta de que vos no tenés la culpa de nada. O si, tal vez por dejar que se influencie por otros, quién sabe.
El quid de la cuestión es que... Una persona puede cambiar a la otra en cuestión de segundos. (No me acuerdo si lo leí, o qué). Pero... es de todas formas algo deprimente.

No hay comentarios: