4 dic. 2009

Los celos son temiblemente malos. No existen los buenos, después de todo el resultado es exactamente el mismo: Estar encadenado.
¿Porqué debo dejar que alguien me encadene a algo que en verdad no quiero? Si cada uno es un mundo, entonces, cada cual hace consigo lo que quiere.
Lo malo, cuando uno es extremadamente comprensivo, y nunca se le cruza por la cabeza tomar una decisión que lastime al otro.
Y bien... ¿Qué pasa entonces? Uno termina encadenado de todas formas.

Eso... nunca me gustó. Siempre quise ser yo, mi mundo, mi libertad, mi forma de ser y expresarme. ¿Qué importa si tengo más o menos amigos? ¿Qué importa si estoy con otro chico? ¿Qué carajo importa todo lo que haga? Nada.
Los celos son malos. Y así se te ponen en contra, tarde o temprano.
¿Qué hacer?

1 comentario:

maki dijo...

mi vidaaaaaaa, yo pienso lo contrario :P
(A
te amoooo♥