30 ene. 2010

Hace unos días me acordé que cuando estaba cursando la primaria (Más bien, quinto y sexto grado), amaba escribir. Y un par de mis cuentos de nena los habían publicado en dos libros, junto con los de otros chicos. Encontré los libros, y los leí. Sentí que volví el tiempo atrás, de alguna forma. En ese tiempo no importaba nada, no te preocupabas. En fin, quería dejar uno acá, sólo para acordarme y tener presente siempre esos tiempos en donde reinaba la inocencia y la despreocupación...




"Había una vez una simpática niña llamada Aldana, la cual soñaba siempre con su amor imposible, Martín. Ella, perdidamente enamorada, soñaba con él, y su pasatiempo era escribir su nombre y encerrarlo en un corazón. Un día le pidió a su amiga Daniela que la ayudara para que Martín gustara de ella. Daniela fue a preguntarle a él, y a decirle que Aldana lo amaba, pero a él nada le importó. Aldana estaba en el baño escondida, esperando la mala noticia. Muy desilusionada, cuando llegó a la casa, lloró y lloró toda la noche. Al otro día, Aldana se enteró que a Daniela también le gustaba Martín, y que él estaba enamorado de ella. Ni siquiera se conocían, y se pusieron de novios. Aldana estaba más triste aún, porque su amiga la había traicionado. Pero era tan buena amiga que nunca le dijo nada delo que pensaba. Ella era amiga de Martín, lo conocía hacía mucho tiempo, y se había enamorado de él. Tan desilusionada estaba que todos los papeles que había escrito los cortó bien chiquitos y los tiró a la basura, con lágrimas en los ojos. Al poco tiempo, Daniela y Martín se separaron por una cuestión de celos: él estaba todo el tiempo con una chica de 7mo grado, y le daba besos que a Daniela no le daba. Tal vez Aldana se puso contenta, o tal vez no. Daniela estaba muy enojada con Martín y con su amiga de 7mo grado, la odiaba, pero igual seguía hablando todo el tiempo de él, y la volvía loca a Aldana. Ella se enteró tiempo después que Daniela no gustaba de Martín, y que había estado con él, porque él gustaba de ella. Como Aldana seguía enamorada de Martín, fue y le preguntó si quería ser su novio, pero él le dijo otra vez que no. Y aunque le dijo que no, Aldana lo siguió amando, y lo llamó... un amor imposible."








(Lo más irónico, es que la historia pasó en serio. Y para no ser tan obvia (Como si igual no lo había sido), cambié los nombres. ¡Qué inocente!)

1 comentario:

Luucciiiaa ;D dijo...

OOOOww, que triste, pero al mismo tiempo romantico y muy bien escrito, cuando seas scicologa, escribite un libro que voy a ser la fan #1 de tu saga (?) :DDD, mmm quien habra sido la chiica ? :?