17 may. 2010



Extrañamente, una persona no puede estar de buen humor todos los días. Al menos, un día de todo el mes, tiene que ser malo. ¿La razón? Nadie la sabe
Pero es verdaderamente preocupante cuando una persona, a la cual vos querés, y mucho, tiene todos sus días malos, y uno cada otro, logra ser bueno. Porque más allá de todo, te afecta. En una de esas vueltas de la vida, te trata mal. O también te contagia
Y llega a ser frustrante en un punto, porque a vos te importa esa persona, lo que le pasa y siente; pero sin embargo parece no importarle lo que te causa o transmite.  

No hay comentarios: