24 abr. 2011


Es el sueño tu resposo más dulce; lo invocas con frecuencia, y luego eres lo bastante estúpido para temblar delante de la muerte, que es nada más que un sueño.


No hay comentarios: